Resveratrol, Vino tinto y el secreto de la eterna juventud