Queso y vino: combinación deliciosa en II Encontre Gastronomía Monástica

En un enclave mágico, Simat de la Valldigna, tuvo lugar esta cata de quesos de Chema Ferrer acompañada con dos de nuestros vinos, el blanco Al Vent Sauvignon Blanc y el rosado Al Vent Bobal.

Sabemos que en ocasiones, puede ser algo complejo maridar un vino con un plato, poco a poco el paladar se va acostumbrando a esta maravillosa combinación de sabores. En esta cata pudimos fusionar a la perfección aromas y texturas, escogiendo los vinos que más potencian el carácter de cada queso.

Por un lado estaba el queso español Cebreiro, del gallego Real Monasterio de Samos; el Chimay belga de los monjes trapenses de la Abadía de Notre-Dame de Scourmont; el Munster francés y desde la abadía suiza de Bellelay, el Tête de Moine.

A estos quesos les acompañaban los sabores de dos monovarietales de Bodegas Coviñas, como comentábamos: Al Vent Sauvignon Blanc, un vino blanco con una contundente fragancia y multitud de matices que le aportan intensidad y elegancia; y por otro lado el rosado Al Vent Bobal, con su bonito tono frambuesa, una acidez equilibrada y sabor persistente e intenso.

Chema Ferrer, es un escritor y gastrónomo que compagina su creación escrita en diversas revistas y publicaciones con la producción audiovisual. Es autor de diversos libros gastronómicos, el último: ‘Quesos valencianos’.

Sin duda, este encuentro fue todo un placer para los sentidos.

Comparte el artículo

Entrada anterior
El color del vino tinto y sus matices
Entrada siguiente
El evocador aroma del vino

Nos puedes seguir en

Instagram
YouTube
LinkedIn

Últimos artículos